Devers y Urías, protagonistas de un históritco choque de chamaquitos latinos

Cuando el antesalista dominicano Rafael Devers enfrentó al lanzador mexicano Julio Urías el miércoles en el segundo juego de la Serie Mundial del 2018, los dos jovencitos latinoamericanos hicieron un poco de historia.

Urías, de 22 años y 73 días de edad, retiró con elevado al jardín central a Devers, quien estaba cumpliendo 22 años de edad. El lanzador zurdo de los Los Ángeles Dodgers realizó tres pitcheos a Devers y nueve a los tres bateadores que enfrentó para sacar el cero ante los Boston Red Sox.

Fue el primer enfrentamiento de dos jugadores de 22 o menos años desde que el torpedero arubano de Boston, Xander Bogaerts, bateó contra Michael Wacha y el derecho dominicano Carlos Martínez, de los St. Louis Cardinals, en la Serie Mundial del 2013. Bogaerts tenía 21 años recién cumplidos y Wacha y Martínez, 22, cada uno.

Urías, quien solamente apareció en tres partidos y trabajó cuatro entradas en la temporada regular, mientras se recuperaba de una operación mayor del hombro, sorpresivamente fue incluido por el manager Dave Roberts en el roster de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional contra los Milwaukee Brewers y luego en la nómina del clásico de otoño.

Urías, el octavo lanzador mexicano que participa en la Serie Mundial y el primero desde que Fernando Salas y Jaime García accionaron en la del 2011, lanzó una entrada en cada uno de los dos primeros juegos de la serie en Boston y tiene seis apariciones (1 CL en 5.1 IL) en la postemporada.

Tras debutar en las Grandes Ligas a los 19 años en 2016, Urías se convirtió en el lanzador más joven de los Dodgers que apareció en un juego de playoffs, cuando lanzó con 20 años y 62 días contra los Washington Nationals en el quinto encuentro de la Serie Divisional de ese otoño. El mexicano fue el pitcher más joven en postemporada desde 1970.

Devers debutó en Grandes Ligas la temporada pasada y bateó .282, con 10 jonrones, y 30 impulsadas como el tercera base regular de los Medias Rojas en los últimos dos meses. Este año bateó .240, con 21 jonrones, y pasó tiempo en lista de lesionados.

El quisqueyano entró al encuentro del miércoles en el Fenway Park, bateando .364, con tres jonrones, y 13 carreras impulsadas en 11 juegos de playoffs. Su total de remolques es la segunda mayor cantidad de la historia para un jugador antes de cumplir los 22 años de edad, detrás de las 14 que acumuló el jardinero curazoleño Andruw Jones.

Los únicos otros tres peloteros con tres o más jonrones en postemporada antes de los 22 años son Mickey Mantle, Bryce Harper, Miguel Cabrera y Jones, que pegaron cuatro, cada uno.

Por Enrique Rojas / Espn Digital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s