Básquetbol

#VIDEO: El último gran tiro de Michael Jordan

Sexto juego de la final de la NBA. Bulls abajo 86-85 ante Jazz con 14 segundos por disputar. Michael Jordan con la pelota y al frente estaba Bryon Russell mientras todo el Delta Center de Utah veía expectante. Cuando el reloj llegó a nueve, comenzó el dribblig hacia el aro: un bote… dos… tres… al pisar el círculo de tiro libre, Jordan frenó y se levantó para anotar el tiro que marcó el momento cumbre de su carrera, mientras que Russell rodaba por el piso. Fue la jugada maestra, pero es importante contextualizarla para entender la grandeza de esta acción.

Utah tuvo una gran temporada. Su récord de 60-20 fue el mejor de la liga junto con el de Chicago. El poder de Jazz era tal que sacó en la primera ronda de playoffs 3-2 a los repotenciados Rockets que tenían en sus filas, además de Hakeem Olajuwon, a Clyde Drexler y Charles Barkley. En la segunda vuelta aplastó a los Spurs 4-1 y en la final del Oeste a los Lakers 4-0. Ese año pintaba grande para John Stockton y Karl Malone. El primero promedió 12.0 puntos y 8.5 asistencias, mientras que el “Cartero” puso 27.0 unidades y 10.3 rebotes. Lástima para ellos que en su camino se cruzó Jordan.

El Jazz ganó el primer juego en su casa 88-85 y perdió el segundo 93-88. Los Bulls se llevaron el tercero por paliza de 96-54 y en el cuarto sumaron otra victoria 86-82 para poner la serie 3-1. En esa época el formato era dos (en Utah), tres (en Chicago) y de ser necesario dos (en Utah), de allí la importancia del quinto partido. En ese juego Malone metió 39 para regresar con chance a Salt Lake City, donde miles de aficionados esperaban que le dieran vuelta a una lucha que encontraba a un Jordan con 35 años agotado, a Aaron Harper aquejado por la gripe y a Scottie Pippen dolorido de la espalda.

Utah se ajustó durante ese sexto juego. Esa noche Malone era el rey del poste bajo: su tiro entraba y podía sacar la pelota al perímetro para Stockton, Russell y Jeff Hornacek. Arriba 86-85, tuvo en sus manos el ataque más importante. Marcado por Denis Rodman, Malone estaba de espaldas al aro y evaluaba sus opciones (lanzar o pasar). Detrás de ellos, Jordan esperó el momento justo y robó la pelota. En ese balón se resumía todo el esfuerzo de un juego vital para los Bulls. Jordan literalmente cargó a Chicago al hacer 35 de los 67 disparos del equipo, además de anotar 45 puntos, para evitar la igualada del Jazz. No le dio oportunidad a nadie y se llevó a Russell para anidar el disparo que significó el triunfo 87-86, su sexto anillo y la consagración como uno de los más grandes de todos los tiempos.

Fuente: LiderEnDeportes.com

Categorías:Básquetbol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .